Albert_Einstein_1947a

La superdotación a veces se confunde por la realización de falsos test que nos dicen cual es nuestro cociente intelectual. Esto puede llevar a creencias erróneas sobre ésto."

“Este niño está destinado a fracasar”. Quizás, esas palabras debieron escucharlas los padres de Albert Einstein, Thomas Edison o Bill Gates. Sus resultados eran insatisfactorios y no mostraban gran interés por las clases a las que asistían. Pero el tiempo pone a las cosas en su lugar, y estos niños que no querían ir al colegio porque se aburrían y que tampoco lograban unas notas excelentes, hoy son reconocidos por ser algunos de los grandes genios de la historia de la humanidad. ¿Qué falla entonces?

Las pocas facilidades que se le ofrecen a estos alumnos y alumnas en los colegios es algo evidente. Existe una preocupación mayor por los niños que tengan peligro de fracasar, centrándose en una serie de programas y proyectos para la promoción de estos. Los niños y niñas con superdotación son el “colectivo olvidado” de las escuelas, lo que hace que no sea tarea fácil para los padres encontrar un apoyo o simplemente, encontrar información sobre cómo educar a sus hijos.

Aunque uno de los principales problemas de la intervención con niños superdotados es su difícil diagnóstico. Muchos educadores tienen una falsa creencia de que los niños superdotados son aquellos que sacan buenas calificaciones, son obedientes y no tienen problema alguno en la escuela, aunque la realidad en numerosas ocasiones es otra. Los niños con un cociente intelectual alto suelen pasar desapercibidos, y por lo tanto, no reciben los estímulos necesarios para un desarrollo más completo de sus capacidades intelectuales.

Otra de las falsas creencias ante este tipo de colectivos, es que estos niños son muy inteligentes inteligentes y tienen una gran capacidad para desenvolverse en el mundo en todos los ámbitos, pero nada más lejos de la realidad. No todos los niños con altas capacidades intelectuales lo son en todos los campos, ya que su mayor grado de inteligencia suele estar enfocado en un punto en concreto, como por ejemplo lo puede ser en la inteligencia espacial.

Como hemos dicho anteriormente, su diagnostico es difícil y no se puede ver demostrado en un único test que dure como mucho dos horas. Estos test de inteligencia están condicionados por muchas causas exteriores al alumnado y sus resultados son todo menos fiables, por lo que si lo que de verdad queremos saber si algún niño tiene altas capacidades intelectuales en algún campo han de realizarse muchas pruebas y muchos test y por lo tanto, se les ha de dedicar mucho tiempo a ellos y a la realización de dichas pruebas para un correcto diagnóstico.

Mi experiencia me dice que no nos podemos dejar engañar por los falsos test ni por las apariencias y creencias típicas de la superdotación, hay un gran número de especialistas preparados para comprobar la inteligencia de los más pequeños. Los resultados se encuentran en que Marilyn Monroe tenía un coeficiente intelectual más alto que el mismísimo Abert Einstein. Tú qué crees, ¿son realmente efectivos?

Etiquetas: , , , , , , , .

Entradas Relacionadas

Dislexia_nens
Todos hemos escuchado hablar en alguna ocasión de la dislexia e incluso podemos conocer a alguien que padece dicho trastorno del aprendizaje, ...

Comentarios

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>